Cómo traducir productos sanitarios y sus etiquetas para ser competitivos

Traducir productos sanitarios, y más concretamente sus etiquetas, es un ámbito lingüístico especialmente complejo. En este campo, la precisión resulta fundamental para garantizar la seguridad y comprensión de los usuarios. Además, este proceso presenta en España diversos desafíos y requisitos lingüísticos específicos.

¿Necesitas recurrir a estos servicios? En este artículo te ayudamos a entender sus circunstancias para que puedas tomar las mejores decisiones.

 

Dificultades habituales de las traducciones de etiquetas de productos

Las traducciones de etiquetas de productos sanitarios presentan una serie de complicaciones que exigen una atención especial por parte de los traductores. Estas son las principales:

  1. La terminología utilizada en ellas es altamente técnica y específica, lo que complica la precisión y el rigor.
  2. Los productos sanitarios suelen estar sujetos a normativas y regulaciones específicas en cada país. En consecuencia, los traductores deben familiarizarse con las leyes y los requisitos lingüísticos vigentes en el territorio de destino.
  3. Es necesario adaptar las traducciones a las particularidades culturales y lingüísticas del mercado objetivo, ya que algunos términos o expresiones tienen connotaciones distintas en diferentes países.
  4. La brevedad y la concisión requeridas en el etiquetado del ámbito médico y farmacéutico suponen un reto para los lingüistas. Están obligados a transmitir información precisa y completa en un espacio limitado.
  5. La coherencia terminológica y estilística ha de quedar garantizada en todas las traducciones de etiquetas de productos sanitarios de una misma marca.

 

Tus traductores de referencia deben ser conscientes de estos desafíos y contar con las habilidades y los conocimientos necesarios para superarlos con éxito.

 

La importancia de la traducción precisa en los productos sanitarios

Sin traducciones precisas en los productos sanitarios no hay seguridad ni bienestar en los consumidores. Entre los productos sanitarios se incluyen:

  • Medicamentos.
  • Dispositivos médicos.
  • Productos de cuidado personal.

 

En general, están destinados a tratar o prevenir enfermedades. Por ello, las etiquetas y las instrucciones han de ser claras y comprensibles.

Los usuarios deben comprender correctamente la información sobre el producto y sobre su uso. De hecho, los errores y malentendidos acaban derivando en un empleo incorrecto o peligroso del producto, lo que puede poner en riesgo la salud de los consumidores. El rigor al traducir es, por ello, absolutamente decisivo.

Además, la exactitud es muy importante para cumplir con los requisitos legales y normativos establecidos por las autoridades sanitarias. En España, existen regulaciones específicas que exigen que las etiquetas y las instrucciones de los productos sanitarios estén disponibles en español y sean claras y comprensibles para los usuarios.

 

Requisitos lingüísticos para los productos sanitarios en España

La normativa legal para los productos sanitarios en España incluye algunos requisitos lingüísticos que tienen el objetivo de garantizar la seguridad y la comprensión de los usuarios.

Estos son los principales:

  • Las etiquetas de los productos sanitarios han de estar redactadas en el idioma oficial del país; es decir, en nuestro caso, en español. Esto garantiza que los usuarios puedan entender claramente las instrucciones de uso, las advertencias y las precauciones asociadas al producto.
  • Las traducciones deben ser precisas y fieles al contenido original para así evitar cualquier tipo de ambigüedad o interpretación errónea.
  • Las normativas y regulaciones establecidas por las autoridades sanitarias españolas exigen que las etiquetas incluyan información detallada sobre el producto. En concreto, nombre, composición, indicaciones de uso, contraindicaciones, efectos secundarios y precauciones especiales. También es obligatorio indicar claramente el nombre y la dirección del fabricante o el distribuidor del producto.
  • En cuanto a la presentación visual, se deben seguir ciertos estándares gráficos para asegurar una correcta legibilidad y comprensión. Por ejemplo, utilizar un tamaño de letra adecuado, colores que contrasten y un diseño claro y ordenado.

 

¿Cómo puedes cumplir con estos requisitos lingüísticos en la traducción de etiquetas de productos sanitarios en España? Necesitas contar con traductores especializados en el sector médico-sanitario. Elígelos siempre con un amplio conocimiento técnico y terminológico para que puedan transmitir con precisión la información del producto. Además, deben estar familiarizados con las normativas y regulaciones específicas del país.

 

Cómo traducir productos sanitarios: etapas y principios

En la traducción de productos sanitarios, es fundamental seguir una serie de etapas y principios para garantizar la calidad y precisión final. A continuación, vamos a a hacer un rápido recorrido por las principales fases de este proceso.

 

Análisis del texto original

El punto de partida es analizar exhaustivamente el texto original e identificar los términos técnicos y específicos del campo médico que requieren una traducción minuciosa.

 

Normativa legal

También es importante conocer las normativas y las regulaciones vigentes en el país de destino. Recuerda que pueden existir requisitos lingüísticos específicos para los productos sanitarios.

 

Traducción propiamente dicha

Para llevar a cabo el trabajo lingüístico, es recomendable utilizar herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO), ya que se garantiza la coherencia terminológica y se agiliza el proceso.

Ahora bien, también es básico que el traductor cuente con un amplio conocimiento del campo médico y sanitario. De este modo, podrá transmitir correctamente los conceptos y términos técnicos.

 

Revisión

Una vez finalizada la traducción, se efectúa una revisión exhaustiva del texto en la que se verifica la precisión terminológica, gramatical y estilística. En este caso, se debe comprobar que la traducción cumple con todos los requisitos establecidos y que no incluye errores o ambigüedades que puedan afectar la comprensión del producto.

Respecto a los principios fundamentales, reiteramos tres: la precisión terminológica, el cumplimiento de las normativas y regulaciones vigentes y el uso de herramientas tecnológicas adecuadas. Rodéate de los traductores que respeten estos principios y etapas para obtener una traducción de calidad en el sector sanitario.

 

¿Qué traductores deben prestarte estos servicios?

Antes de concretar a quién has de recurrir, te conviene conocer cuáles son las cualidades y los criterios que deben aplicar estas personas:

  • Tener un conocimiento profundo del campo de los productos sanitarios, así como de los términos y conceptos específicos relacionados.
  • Contar con experiencia en el sector para poder comprender correctamente las instrucciones, advertencias y recomendaciones incluidas en las etiquetas.
  • Dominar las regulaciones y normativas vigentes en el país destino de la traducción. Hay que cumplir con dichas normas y adaptar la traducción según sea necesario.
  • Priorizar la claridad y la concisión en la traducción. Hay que evitar tecnicismos excesivos y un lenguaje demasiado elevado. La traducción debe ser fácilmente comprensible para cualquier persona que vaya a utilizar el producto.

 

La profesionalidad y la responsabilidad de los traductores en el sector de productos sanitarios

Solo los lingüistas profesionales deben traducir productos sanitarios. Para hacerlo bien, necesitan poseer un conocimiento sólido del idioma de origen y del idioma meta, así como comprender los conceptos y terminología específicos. Al mismo tiempo, deben mantenerse actualizados sobre las regulaciones y normativas vigentes.

Esta profesionalidad implica realizar traducciones precisas, trabajar con eficiencia y cumplir con los plazos establecidos. Asimismo, es preciso adaptarse a diferentes estilos y formatos y, por supuesto, mantener la confidencialidad y la seguridad de la información manejada.

Estos lingüistas han de ser conscientes de que cualquier error o inexactitud en su trabajo puede generar consecuencias graves para la salud de los pacientes. Su responsabilidad es, por ello, muy alta.

En realidad, no solo tienen que traducir correctamente las etiquetas, también han de verificar la exactitud de la información proporcionada por el fabricante. Es su responsabilidad asegurarse de que todos los datos relevantes están presentes y son correctos: instrucciones de uso, advertencias, contraindicaciones y efectos secundarios.

 

¿A qué traductores debes recurrir?

Este listado te resume los requisitos que debes requerir a tus traductores de etiquetado en el ámbito médico o farmacéutico:

  • Especialistas en el sector.
  • Experiencia contrastada en el campo de la salud y la medicina.
  • Compromiso y concienciación sobre la importancia de su labor y la responsabilidad que asumen.
  • Habilidades lingüísticas sólidas para garantizar la exactitud y coherencia de sus traducciones.
  • Gran atención al detalle y capacidad de investigación.
  • Actualización permanente sobre los avances tecnológicos y científicos en el ámbito de los productos sanitarios. Incluye estar familiarizados con las innovaciones en términos y conceptos médicos, así como con las últimas actualizaciones en las regulaciones y normativas aplicables.

 

A la hora de elegir profesionales para traducciones de etiquetas de productos sanitarios, no te conformes con lo bueno: elige lo mejor. Es un ámbito extremadamente delicado en el que la precisión y la calidad son irrenunciables. Solo así vas a lograr una adecuada comunicación de la información sobre los productos sanitarios a los usuarios finales.

¿A quién debes recurrir para encargar estos servicios? La mejor opción es contar con una agencia de traducción profesional con una amplia experiencia y máxima cualificación en este campo. En concreto, en Linguaserve nos postulamos como la alternativa idónea para asumir estos servicios en tu nombre.

Contacta con nosotros y descubre todas nuestras ventajas. Disponemos de un equipo humano excepcional y muy amplio, utilizamos las tecnologías más avanzadas y aplicamos estrictas revisiones al resultado final. En consecuencia, somos capaces de asegurar los más altos estándares de calidad, rigor, adecuación y precisión.

Cuando se trata de traducir productos sanitarios, tienes que ser muy selectivo al elegir a tus colaboradores. Con Linguaserve en tu equipo seguro que aciertas.

Otras noticias...

realizar una buena transcripción de audio a texto
¿Cómo se puede realizar una buena transcripción de audio a texto?
web-design-rtl
6 consejos para el diseño web RTL (right-to-left)